El tema del que vamos a tratar se refiere al agua, pero no la de beber, que por cierto es muy necesaria en los meses de verano cuando el calor aprieta, sino el agua de bañarse, ese agua refrescante y deliciosa que a veces se convierte en el mayor enemigo de niños y adultos….

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.